Sistema B Ecuador: Reinicio Justo y Sostenible

La crisis es una fuerte llamada de atención y una oportunidad de oro para escuchar al planeta y redirigir esfuerzos y acciones. En esa línea transcurrió el foro sobre el Sistema B.

Panelistas:
Alex Perry, Gerente General de Patagonia Latinoamérica
Ernesto Moreno, Presidente de YUXTA Energy
Ricardo Cuesta, Presidente Ejecutivo Produbanco Grupo Promerica
Yolanda Kakabadse, Miembro del Directorio Sistema B Ecuador

Moderadora:
Saskia Izurieta, Miembro del Directorio Sistema B Ecuador

 

Reconstruir la relación con la naturaleza

Para Yolanda Kakabadse, Miembro del Directorio Sistema B Ecuador, el reinicio significa reconstruir la relación de los seres humanos con la naturaleza. “Esto es muy importante porque la pandemia en la que estamos viviendo se debe por la destrucción de la naturaleza. El Covid-19 surge de ello y van a surgir otros virus, por lo tanto, amenaza a la salud, a la vida, a la economía del planeta y de cada uno de los países”, señaló.

Además, sostiene que la crisis que se está viviendo en este momento no es nada comparada con aquella que vendrá por la crisis climática. “Estas amenazas van a ser muchísimo más duras y, por lo tanto, el sector privado, que es un eje conductor y un motor que nos lleva a pensar en el futuro, en nuestras vidas y también en su propia supervivencia, tiene que repensar estos conceptos, amenazas y procesos porque, si no lo hacen, son los primeros que van a tener que cerrar la puerta y, en caso de que lo hagan, van a generar bienestar, futuro, esperanza, entre otros.”, recalcó Kakabadse.

 

Reimaginar y reducir el impacto ambiental

Alex Perry, Gerente General de Patagonia Latinoamérica, habló del impacto de su empresa, enfocada en la fabricación de ropa outdoors. “En nuestro ADN, nuestra misión es salvar el planeta”, dijo. Asegura que se trata de una misión ambiciosa, “pero tenemos un momento histórico y más aún con la pandemia”, expresa. En su análisis, Perry precisa que más que reiniciar las cosas, hoy es momento de repensar y reconstruir nuestra relación con el medio ambiente y con nuestro planeta. “Cada vez que tomamos una decisión buena para el planeta, resulta que es una decisión buena para el negocio”, afirma. En este proceso estamos reiniciando todos los días. “Reiniciar es algo que avanza siempre, es una reimaginación”.

Concluye diciendo que: “Medimos nuestro negocio de manera profunda, damos un concepto y paradigma para medir nuestro negocio. Sabemos que los negocios no existen en un planeta muerto”.

 

Modelos circulares y vitales

Ernesto Moreno, Presidente de YUXTA Energy, desde Centroamérica, lanzó luces sobre el impacto del emprendedor -durante la pandemia- y cómo serlo, puede aportar a la reconstrucción de un planeta mejor. “Nuestra responsabilidad debe ir más allá de pagar impuestos y generar trabajo”, dice. Habla de tener modelos de negocios circulares y vitales y cuenta que en 2011, “certificamos nuestra primera empresa B”.

En cuanto al nuevo contexto, señala que el 20 de enero tuvo un primer llamado respecto a la pandemia “y ya nos preguntábamos cómo se maneja un virus. Lo primero que hicimos fue amarrarnos fuertemente a nuestro propósito y hablamos con nuestros stakeholders para darles confianza”, precisa. Concluye diciendo que “El propósito siempre debe estar en el centro de la empresa”.

 

La crisis obliga a replantear las cosas

Para Ricardo Cuesta, Presidente Ejecutivo de Produbanco-Grupo Promerica, la crisis en el país es un fuerte llamado de atención que obliga a replantear las cosas. “Creo que es una oportunidad muy importante para que este reinicio sostenible sea la oportunidad de saber qué es lo que tenemos que hacer. El Ecuador tiene muchos avances, pero aún faltan muchas cosas por hacer”, manifestó Cuesta.

Por ello, el ejecutivo sostiene que en estos momentos se deben buscar diálogos sobre cómo debería ser nuestro ecosistema y citó como ejemplo la iniciativa “Diálogos Vitales”, donde varias personas están involucradas en una iniciativa abierta autoconvocada para construir una visión conjunta del país que busca, con el accionar colectivo, lograr un acuerdo mínimo en confianza y respeto, que permita una recuperación justa y sostenible. “El papel de la banca es esencial, su rol en la economía es claramente una intermediación responsable y sostenible de los recursos que están encargados a nosotros”, enfatizó Cuesta.