Modelos de negocios que aportan al avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, conectando el progreso económico y social

Tres representantes del sector privado latinoamericano se dieron cita en Ecuador Sostenible 2020 para presentar, desde sus experiencias y contextos, casos de éxito de la transformación de modelos de negocios, con un enfoque sostenible.

Panelistas:
Carlos Mendieta, Director de Sustentabilidad, PetStar, México
Margarita Celis Plá, Líder de Gestión Social y Ambiental, Masisa S.A., Chile
Pedro Von Vacano, Gerente de Inversiones, Capital+SAFI, Bolivia

Moderador:
Mauricio López, Director Ejecutivo de Pacto Global Colombia

¿Cómo llevar los Objetivos de Desarrollo a la acción? Este fue el cuestionamiento con el que arrancó Carlos Mendieta, Director de Sustentabilidad de PetStar, empresa mexicana dedicada al reciclaje de envases. Según el experto, la coyuntura actual nos lleva a enfrentar desafíos mundiales y a repensar iniciativas globales. Una de las lecciones que deja la pandemia es  “actuar local y pensar global”. En este camino los ODS han sido la vía para compartir desafíos, concentrar esfuerzos y diluir barreras entre los diferentes sectores. “Es verdad que las metas de la Agenda 2030 se han visto afectadas en este periodo, pero redoblar los esfuerzos también es posible”, indica Mendieta.

Desde esa lógica, las empresas entienden que no se deben únicamente a sus grupos de interés, sino a una comunidad global. Petstar, por ejemplo, ha incorporado un modelo responsable dentro de su cadena de suministro. Actualmente cuenta con ocho plantas de acopio, donde atienden a más de 1.300 depósitos y procesan cientos de miles botellas, bajo un proceso de reciclaje que impulsa la formalidad y la inclusión. Así, se ha convertido en una empresa ejemplar en la detección y gestión de riesgos, así cómo en el desarrollo de soluciones reales.

Margarita Celis, Líder de Gestión Social y Ambiental de Masisa, empresa chilena especializada en soluciones de madera, enfocó su ponencia en la importancia de las alianzas para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “No pueden haber empresas ocupadas y economías relajadas”, dice. “Sólo como empresas, no tenemos la solución”, agrega. Integrar la Agenda 2030 en los modelos de negocio debe venir de un trabajo en mancomunado, con diversos actores como el sector público, la academia, ONG, entre otros.

Desde 2015, Masisa se sumó a un modelo de sostenibilidad que busca crear alianzas colaborativas, para transformar el crecimiento económico en progreso social. Esta hoja de ruta -en conjunto- amplía su impacto de gestión y los desafía a colaborar con una diversidad de actores. De esta manera, trabajan la sostenibilidad desde varios frentes, pero con el único propósito de crear nuevas oportunidades.

Finalmente, Pedro Von Vacano, Gerente de Inversiones de Capital+SAFI, enfatizó la importancia de la sostenibilidad y el crecimiento económico. Como una empresa administradora de fondos de inversión, encontrar la senda de la sostenibilidad fue  desafiante. Ahora su foco de trabajo se erige sobre tres pilares: manejo de riesgos ambientales, sociales y de gobernanza; implementación de mejoras prácticas y potenciación de  prácticas de gobernanzas.

Con este contexto sostenible, crearon el primer Fondo Multi-Impacto de Bolivia. Destinaron USD 200 millones a inversiones que impulsan la competitividad productiva y agrícola, protegen el medioambiente y favorecen a los grupos más vulnerables de la sociedad. Un ejemplo de que las finanzas sostenibles permiten contribuir a la consecución de la Agenda 2030.