La economía circular como dinamizador de la transformación empresarial

Ecuador Sostenible contó con la presencia de Xavier Arcos, Representante en Ecuador de ONUDI, Oliver Jan, Socio de Deloitte en Francia, y Patricio Díaz, Gerente de Ecología Industrial de UNACEM Ecuador, quienes compartieron sus conocimientos y experiencias sobre esta tendencia, bajo la moderación de Mónica Torresano de IDE Business School.

Panelistas:
Xavier Arcos, Representante País en Ecuador Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial ONUDI.
Oliver Jan, Socio Deloitte Francia.
Patricio Díaz, Gerente de Ecología Industrial, UNACEM Ecuador.

Moderadora:
Mónica Torresano, IDE Business School.

Este conversatorio comenzó con la explicación de por qué el modelo industrial, que se ha venido utilizando a lo largo de los años, es insostenible en la actualidad. En un mundo donde el calentamiento global y la crisis climática es una realidad, la transformación de los modelos de negocio es indispensable en todas las esferas y aquí radica la importancia de la economía circular como un precursor clave para el cambio en los sistemas industriales.

Para 2050, la economía circular alcanzará USD 4,5 trillones en los negocios a nivel mundial.

 

Xavier Arcos, Representante en Ecuador de ONUDI

Propone una nueva visión de pensamiento con una mirada global, más allá de las fronteras, para conectar lo humano con la naturaleza. El objetivo es crear las transformaciones necesarias para revertir las afectaciones del cambio climático y hacer que la vida en la Tierra sea lo más sostenible.

El concepto de economía circular ha logrado conciliar el concepto de crecimiento económico para el bienestar humano con el planeta; dejando de lado el consumo desmedido de recursos para crear sistemas productivos que no generen desechos, bajo tres principios:

1. Eliminar residuos y contaminación.

2. Mantener los materiales y productos dentro de este sistema.

3. Regenerar los sistemas naturales que se han visto afectados.

Para Arcos, es importante eliminar los desechables, químicos contaminantes, el uso innecesario de recursos y sobre todo se deben crear productos con mayor durabilidad. Todas estas estrategias son una muestra de lo que muchas empresas han comenzado a implementar en sus modelos de negocio. Por ejemplo, Philips ya no solo vende focos sino servicios de iluminación.

 

Oliver Jan, Socio de Deloitte Francia

Durante muchos años, la economía circular ha sido un asunto solo de políticas públicas, pero las compañías comenzaron a sumarse a este diálogo a partir de los años 90. Oliver Jan inició su ponencia enfatizando en la experiencia que ha tenido Europa con respecto a esta tendencia. Por ejemplo, se impuso un impuesto de casi USD 1.000 por tonelada de plástico no reciclable, es decir, el precio de los plásticos se va a duplicar en este territorio.

Además, algunas empresas están creando empresas para el manejo de los desechos y su clasificación de reciclaje. El sector corporativo comenzó a poner en práctica los principios de la economía circular en sus productos, en su cadena de valor y en la relación que tienen con sus consumidores. “Solo estamos al inicio de este movimiento, pero tenemos una aceleración visible”, concluyó Jan.

 

Patricio Díaz, Gerente de Ecología Industrial de UNACEM Ecuador

Con respecto a la industria ecuatoriana, UNACEM se ha caracterizado por la oportuna gestión de los impactos positivos y negativos y con la responsabilidad social y ambiental. Desde 2009, implementaron el coprocesamiento de materias primas y combustibles alternativos, para contribuir con la reducción de recursos no renovables y la disposición final de los desechos de otras industrias.

También, desarrollaron proyectos para destruir gases tóxicos, con una planta única en la región. Díaz enfatizó que han trabajado en conjunto con entidades públicas para desarrollar la primera fase del “libro blanco”, que enrumba al país por el camino de la economía circular.