Justicia climática: de la teoría a la práctica

6

Antes de finalizar la primera jornada de Ecuador Sostenible 2021 se realizó este foro para abordar la justicia climática en la región, con la moderación de Saskia Izurieta, miembro del directorio de Sistema B de Ecuador.

Rocío Velarde, gerente general de Citibank N.A. Sucursal Ecuador, comenzó explicando el papel de la banca para influir en la transición hacia una economía de bajo carbono. En el caso de Citibank, poseen una estrategia hasta 2025 con tres ejes de acción: transición a la economía de bajo carbono, riesgo climático y operaciones sostenibles.

Asimismo, se comprometieron a reducir un 45% de sus emisiones de CO2 para 2025 y buscan ser una empresa de tipo B, es decir, van más allá de buscar ganancias económicas y fomentan la innovación en la sociedad y en el ambiente. Su único fin, según Velarde, es alcanzar los más altos estándares de desempeño social y ambiental, con transparencia, incentivos y con una fuerza regeneradora para las personas y el planeta. “Debemos usar los negocios para aportar soluciones a las contingencias actuales” explicó la funcionaria. Su reto es crear conciencia en el cuidado del planeta y adherirse a una causa común.

 

Por su parte, Corinne Lebrun, general partner de Creas Ecuador, habló sobre el fondo de inversión de impacto y su objetivo de brindar el primer capital de apoyo a empresas que están trabajando para solucionar problemas ambientales o sociales. Un fondo de inversión funciona cuando diversos personajes ponen juntos un capital, para minimizar riesgos y maximizar los retornos. “Estamos comprometidos en el futuro que queremos ver” dijo Lebrun.

Según la experta, están convencidos del rol transformador que tienen las empresas incentivando las buenas prácticas, por lo que mencionó el requisito para invertir: intencionalidad de tener un impacto positivo, que sea medible y escalable. Además, cuentan con diversos incentivos, asegurando que los proyectos sean sostenibles y generen grandes ingresos.

 

Para culminar este foro, José Ignacio Morejón, cofundador y director ejecutivo de Sistema B Ecuador, explicó más sobre este sistema que está presente en más de 60 países y busca la transformación a una economía de triple impacto. Aquí, las empresas juegan un rol preponderante por su efecto dinamizador y en Ecuador ya son 24 compañías las que se han unido a esta tendencia.

Es un cambio en la forma de hacer negocios y en el comportamiento tradicional de las organizaciones. Por ejemplo, en el país existen más de 500 sociedades de beneficio e interés colectivo, que han incorporado en sus estatutos actuar por un propósito y ampliar el deber fiduciario, para que en la toma de decisiones se consideren las necesidades de sus stakeholders. “Estamos hablando de un comportamiento empresarial distinto” enfatizó Morejón. Ahora, las empresas brindan la posibilidad de tomar decisiones a largo plazo, considerando lo social y lo ambiental. Además, trabajan bajo tres ideales: actuar, declarar y reconocer, acciones necesarias para alcanzar la justicia climática.

 

 MIRA EL VIDEO DEL FORO

 

  • Ver también:

➤ Arranca ‘Ecuador Sostenible Rumbo a Cero Emisiones’

➤ Un enérgico llamado para caminar hacia la sostenibilidad pragmática

➤ Después de Glasgow: desafíos y compromisos de Ecuador y América Latina frente al cambio climático

➤ Estudiantes universitarios se capacitan en temas de desarrollo sostenible

➤ Innovación y desarrollo sostenible

➤ Oportunidades y retos frente al cambio climático en las Islas Galápagos

➤ Foro Programa Acelerador de Ambición Climática

➤ Logística de cero emisiones ¿Cómo lograrlo?

➤ Las empresas e industrias, primordiales para la reducción de emisiones

➤ La importancia de tener una cadena de valor sostenible

➤ Del diseño a la práctica: estrategias “net zero”

➤ Integrar la adaptación y mitigación al cambio climático en las cadenas de valor

Posts Relacionados