Integrar la adaptación y mitigación al cambio climático en las cadenas de valor

7

El foro, moderado por Miriam Orbea, Directora Ejecutiva, CEER, contó con la presencia de Mónica Andrade, Responsable del Área de Ambiente y Energía, PNUD; Óscar Gómez, Director General, Tonicorp; José Luis González , Presidente, Cervecería Nacional.

Mónica comenzó su intervención con un recuento de la urgencia que vive el planeta frente a la crisis climática, según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático, publicado hace un par de meses, las emisiones de gas de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas son responsables de un calentamiento de aproximadamente 1,5° C. Esta variación cobra una alta relevancia ya que afecta a la economía mundial, con un descenso en la productividad en las cosechas, subida de precios en los alimentos básicos, fenómenos meteorológicos extremos, escasez de agua, entre otros.

Continuando con esta línea citó al Banco Mundial, el cual advierte que si no se toman medidas de manera urgente el impacto del cambio climático podría llevar a la pobreza a 132 millones de personas, en los siguientes 10 años. Los desastres naturales, generados por los cambios del clima, tienen un costo de alrededor de USD 18.000 millones anuales para los países de ingreso bajo y mediano.

Frente a esto aseguró que existen medidas correctivas para reducir las emisiones y ser más resilientes, las cuales requieren de transformaciones fundamentales en todos los aspectos de la sociedad como: el cultivo de los alimentos, el uso de la tierra, el transporte de mercancías y el uso de nuevas tecnologías. Agregó que estas acciones son una oportunidad para garantizar el desarrollo sostenible e impulsar el crecimiento económico. Así y según la Comisión Mundial sobre Economía y Clima, las medidas ambiciosas podrían generar unos beneficios económicos de USD 26 billones hasta 2030, junto con 65 millones de nuevos empleos verdes.

Para el cierre indicó que es necesario aprovechar al máximo el poder del sector privado para potenciar la innovación, promoviendo la transparencia de la cadena de valor y adoptando un enfoque centrado en las personas para asegurar un crecimiento equitativo y una transición justa. Un ejemplo de esto, en Ecuador, es el programa Proamazonia, implementado por el Ministerio de Ambiente y el de Agricultura y Ganadería, con el apoyo de PNUD, se trabaja en acciones -vinculadas en el desarrollo y la innovación del sector agropecuario- como la capacitación a productores para incorporar buenas prácticas, amigables con el medio ambiente.

 

Óscar Gómez, por su parte, señaló que su empresa trabaja de la mano con el sector ganadero para mitigar el impacto en el medio ambiente, evaluando y certificando que los recursos naturales y la seguridad alimentaria se mantengan en el largo plazo.

Con este objetivo han implementado programas enfocados en el cuidado y en la preservación del medio ambiente como por ejemplo: la implementación del pastoreo rotacional intensivo, que busca el manejo eficiente del pasto;  la siembra de árboles y arbustos, que generan ecosistemas sostenibles; el tratamiento de afluentes y el reutilizamiento de residuos orgánicos de los animales, para nutrir el suelo.

Bajo estos lineamientos, en 2019, la compañía logró la certificación de la primera hacienda carbono cero en el Ecuador y la tercera a nivel de América Latina.

 

Al final de esta exposición, José Luis González habló del enfoque que la multinacional da a cuatro pilares relacionados con la sostenibilidad como su negocio. El primero es la agricultura inteligente. Mediante esta iniciativa se creó el programa ‘Siembra por contrato’ donde se juntan el sector público con el privado, para garantizar un pago justo a los agricultores y de esta forma pueden mantener un cultivo sostenible.

El segundo es el cuidado del agua para devolver al medio ambiente el líquido vital con mejor calidad de la que se recibió. Además, cuentan con medidas para reducir el consumo de agua por litro de cerveza producido llegando a usar 2,6 litros, en comparación al rango de cuatro a siete litros que recomienda el Banco Mundial.

El tercero es el uso de empaques circulares, con un 90% de botellas retornables que son utilizadas hasta 30 veces cada una. Y aspiran que, para el 2025, el 100% de sus latas y botellas PET sean elaboradas con materiales reciclados.

Finalmente, el cuarto punto se centra en una meta para 2025, en la cual más de las 200 cervecerías a nivel mundial, que conforman el grupo, trabajen en su totalidad con energía renovable. Además, para la misma fecha, esperan reducir el consumo de CO2 para la misma fecha en un 25%.

 

mirA el video del foro

 

  • Ver también:

➤ Arranca ‘Ecuador Sostenible Rumbo a Cero Emisiones’

➤ Un enérgico llamado para caminar hacia la sostenibilidad pragmática

➤ Después de Glasgow: desafíos y compromisos de Ecuador y América Latina frente al cambio climático

➤ Estudiantes universitarios se capacitan en temas de desarrollo sostenible

➤ Innovación y desarrollo sostenible

➤ Oportunidades y retos frente al cambio climático en las Islas Galápagos

➤ Foro Programa Acelerador de Ambición Climática

➤ Logística de cero emisiones ¿Cómo lograrlo?

➤ Las empresas e industrias, primordiales para la reducción de emisiones

➤ La importancia de tener una cadena de valor sostenible

➤ Del diseño a la práctica: estrategias “net zero”

➤ Justicia climática: de la teoría a la práctica

Posts Relacionados