Iniciativas de conservación y restauración de ecosistemas para enfrentar el cambio climático

El foro “Iniciativas de conservación y restauración de ecosistemas para enfrentar el cambio climático” abordó los esfuerzos y experiencias, tanto del sector público como del privado, en favor de la lucha contra el cambio climático. La protección de los bosques, selvas, páramos y la reforestación fueron los puntos clave del panel.

Panelistas:
Pablo Ponce, Gerente Colegio Johannes Kepler
Patricia Serrano, Gerente PROAmazonía
Luis Suárez, Vicepresidente y Director de Conservación Internacional Ecuador.

Moderadora:
Andrea Mendoza, experta en sostenibilidad

 

“Ecuador ha realizado grandes esfuerzos para reducir las emisiones”

Patricia Serrano empezó su intervención contando la experiencia del Programa Integral Amazónico de Conservación de Bosques y Produccción Sostenible (PROAmazonía) en el apoyo a los esfuerzos para combatir el cambio climático y la reducción de las emisiones del sector forestal. “Ecuador ha realizado grandes esfuerzos para reducir las emisiones, posicionándolo como un país líder en la implementación de la REDD+”, señaló.

REDD+ es un enfoque para mitigar el cambio climático y frenar la deforestación y degradación de los bosques, impulsa actividades que reducen las causas de la deforestación y promueven la conservación, el manejo forestal sostenible y la recuperación de los bosques y sus reservas de carbono”, señaló.

PROAmazonía es un programa del Ministerio de Ambiente y Agua y del Ministerio de Agricultura y Ganadería y cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Busca vincular los esfuerzos nacionales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero con las agendas prioritarias del país y las políticas de los sectores productivos. También apoya en reducir las causas y agentes de la deforestación, así como en promover un manejo sostenible e integrado de los recursos naturales, todo esto en el marco de la política nacional, que es el plan de acción REDD+ bosques para el buen vivir.

 

Las alianzas benefician la preservación del ecosistema

“Cualquier contribución que se pueda realizar en devolver más vida a la naturaleza es lo que necesitamos afianzar”. Con estas palabras, Pablo Ponce recalcó que las diversas alianzas o iniciativas en beneficio del cuidado del medioambiente son positivas. En ese sentido, el directivo puso como ejemplo el Colegio Johannes Kepler, que es parte de la Red de Colegios Unidos por los ODS y lo conforman 3.160 establecimientos a escala nacional.

Esta iniciativa busca reforestar y plantar árboles en distintas partes del país. “Se vuelve virtuoso lo que significa la articulación de redes, que en un momento determinado están entrelazadas con los gobiernos locales y hemos visto que son positivas las alianzas público – privadas”, destacó Ponce. En éstas se articulan los colegios aledaños a un cantón, el municipio brinda el soporte en la logística y los alumnos de bachillerato se encarga de la reforestación.

“No es cuántos árboles se plantan, sino cuántos de esos árboles sobreviven o se cuidan. Cuando fui Concejal de Quito se habían sembrado más de un millón y medio de árboles. Sin embargo, posteriormente se realizó un inventario y solo 350 mil árboles estaban en pie. Eso quiere decir que lo importante está en mantener lo que ya existe, es decir, los bosques y selvas vírgenes del país. Nada es más ahorrativo que el mantener estos recursos naturales porque esa es una forma de prevención a lo que son realmente los efectos del cambio climático”, recalcó Pablo Ponce.

 

Iniciativas para la protección de los páramos

Luis Suárez compartió las experiencias de la iniciativa “Páramos”, que se la realiza en conjunto con Produbanco-Grupo Promerica y está ya en la fase de implementación, que empezó a finales del año pasado. Los páramos son el gran ecosistema andino y en Ecuador está distribuido en 16 provincias del país y cubre un área de 12.500 km2, es decir, el 5% del territorio ecuatoriano está cubierto de páramos y es uno de los más valiosos porque es el gran reservorio de agua dulce. De igual manera, es el hogar de una gran variedad de especies únicas en el mundo, pero es una de las más vulnerables a la deforestación.

Suarez resalta la importancia de los páramos como una gran solución para combatir el cambio climático, ya que su suelo capta y almacena mucho carbono, por ello, su destrucción genera emisiones graves de carbono y otros gases de efecto invernadero. Cuando empezamos a conversar con Produbanco-Grupo Promerica sobre una alianza para conservar los páramos, una de las cuestiones que se abordaron es que, en vez de realizar un pequeño proyecto en un páramo, había la posibilidad de unirnos a la política estatal “Socio Bosque”. La propuesta de la entidad financiera fue de apoyar esta política nacional y que sea una iniciativa de impacto a escala nacional.

“En ese sentido, se estableció una alianza público – privada con el Ministerio del Ambiente y Agua, la Conservación Internacional Ecuador, Produbanco-Grupo Promerica y las comunidades que están protegiendo y cuidando los páramos de nuestros países. También forma parte el Fondo de Inversión Ambiental Sostenible (FIAS), el cual maneja el fondo Socio Bosque”, señaló Suárez.