¿Cómo construir un Ecuador más sostenible?

JavierAlvarado

Construir es un verbo con el que convivo todos los días, estoy al frente de una cementera ecuatoriana que produce y comercializa soluciones constructivas en el Austro del Ecuador. Más allá del compromiso con la calidad, el propósito con el que guiamos nuestras acciones está conectado con una cuestión profunda: ¿qué planeta queremos heredarles a nuestros hijos? Y luego de esa interrogante se plantea el reto: ¿qué vamos a hacer para lograrlo?

Para mí la respuesta está en cómo desde la cabeza de las organizaciones se adopta el enfoque de sostenibilidad en toda la estrategia comercial y de producción para optimizar y consumir los recursos de manera responsable, al invertir en tecnología eficiente y mejorar los procesos día a día.
La industria no necesariamente tiene que estar en conflicto permanente con el ambiente, es posible promover el desarrollo de manera responsable.
Nuestro país tiene una gran ventaja. Ha sido bendecido en todos los aspectos con una diversidad natural única en el mundo. Hay que reconocer que el Ecuador es todavía un país para respirar, para vivir y para crecer, lo que nos obliga a pensar en cómo vamos a cuidar este entorno maravilloso entre todos.

¿Qué hacemos en la cementera?

El slogan de nuestra marca refiere que somos ciencia aplicada a la construcción, una afirmación ambiciosa que nos ha hecho elevar la vara con la que medimos nuestros esfuerzos. El uso del molino vertical nos permite un ahorro de hasta el 40% de consumo energético en la planta. Consientes de la urgencia por el impacto del Calentamiento Global, impulsamos el uso de materias primas alternativas, de cero emisiones, que son abundantes y propias de nuestro país, alcanzando sustituciones record en la industria. También, empleamos el 100% de combustibles alternativos en nuestros procesos productivos. Contamos con una planta propia de tratamiento de agua e implementamos procesos administrativos automatizados y sin papeles.

Sin embargo, las posibilidades de seguir aportando a la consecución de los ODS son múltiples. Uno de esos caminos es la certificación. Certificar los esfuerzos empresariales en términos de sostenibilidad se perfila como la opción idónea para formalizar los procesos y garantizar los resultados en el tiempo. En este sentido, como equipo estamos centrados en obtener la certificación de carbono neutro para nuestra línea de cemento de mampostería, actualmente el cemento más amigable (ambientalmente) del mercado ecuatoriano.

Finalmente, el establecer alianzas con actores trascendentales es primordial para amplificar el alcance. Pacto Global es un claro ejemplo de cómo la simbiosis de actores puede transformar una realidad.

Las empresas del futuro deben trabajar en el presente por incluir como eje transversal de su giro de negocio los objetivos globales para el cuidado del medio ambiente. ¡Todos debemos hacer nuestra parte!


Instagram usuario: xavieralvaradoc

Posts Relacionados