Business Continuity Plan frente a la crisis del Covid-19

 

La prueba – error puede ser una actividad contraproducente en los procesos de la organización en un momento de crisis. De ahí que los planes de continuidad son favorables para que una empresa y sus colaboradores sepan cómo actuar frente a una crisis. Bajo ese paraguas, Pacto Global – Red Ecuador organizó el webinar Business Continuity frente a la crisis del COVID-19, que contó con la presencia de más de 300 asistentes.

El encuentro fue conducido por Ricardo Dueñas, Presidente del Directorio de Pacto Global de Naciones Unidas Ecuador y CEO de Grupo Ekos, quien asevera que lo importante de un plan de los negocios es que es transversal e involucra a toda la cadena de valor de una organización: empleados, proveedores, clientes, etc.

Los participantes fueron:

Edwin Astudillo, Presidente Ejecutivo de Chubb Seguros Ecuador.
María Pía Orihuela, Gerente General de Roche Farma Ecuador.
Ángela Cecchinato, Senior Vicepresidente Regional de Operaciones LATAM de Chubb Seguros.
Mónica Granda, Gerente de Operaciones & IT de Chubb Seguros.

El Business Continuity Planning (BCP) es una herramienta que requiere enfoque y disciplina. Así lo asegura Edwin Astudillo, Presidente Ejecutivo de Chubb Seguros. Y lo afirma porque explica que requiere del convencimiento y compromiso de las cabezas de las organizaciones para cambiar el mindset de los colaboradores.

“La planificación es donde se ejecutan las acciones y la gobernanza y, sin duda, es uno de los puntos más críticos. La estructura que se planifique debe estar influenciada por el alto management. El CEO no puede ser ajeno al plan”, reiteró.

La visión del alto ejecutivo cuando hablamos de BCP encierra aspectos como la cultura organizacional, el uso de oficinas remotas, pero ante todo, la planificación adecuada para nunca dejar de dar respuesta a los clientes. “De un día al otro nos apagaron el switch, pero tenemos pendientes los pago de proveedores, emisión de endosos, pólizas que emitir, etc”, explica el CEO y ante ello asevera que el BCP permite que la actividad no se detenga.

En definitiva, un Business Continuity Planning (BCP) nace en las personas y, por tanto, en la cultura. “La gente debe saber qué hacer y cómo hacerlo, sin cabida a las improvisaciones. Este es un tema cultural que como país debemos aprender”.

Por su lado, Ángela Cecchinato, Senior Vicepresidente Regional de Operaciones LATAM de Chubb Seguros, no deja de lado la importancia de la conexión directa y fiel que se debe cuidar con los clientes y a los colaboradores.

Para ello, el BCP no responde solo a catástrofes naturales o emergencias como la provocada por el Covid-19 sino frente a eventos políticos y civiles que en los últimos tiempos los países de la región han experimentado con mayor intensidad.  han pasado en todos los países. “Y debemos seguir con el negocio porque la gente va a recordar el buen servicio. Debemos trabajar para garantizar que día a día estamos para brindar nuestros servicios y garantizar que entregamos lo que prometimos”, precisa. Agrega que la comunicación se convierte en un pilar de aprendizaje para detectar buenas prácticas.

Para Mónica Granda, Gerente de Operaciones & IT de Chubb Seguros, es esencial que un área como Operaciones sea la que alberte el BCP. “Que se cumpla es responsabilidad de todos, pero la ejecución está dentro de Operaciones porque es el área que maneja los procesos, proyectos locales regionales y globales y tiene el perfil de alguien que puede manejarlo como si fuera un proyecto”, explica.

El plan de continuidad de negocios es crucial por la cultura. Por ello para Mónica, los altos niveles de la organización deben ser los primeros en estar convencidos de su valor. “Tener un plan exitoso radica en su gente”.

Finalmente, la CEO de Roche Ecuador, María Pía Orihuela, los planes de continuidad de negocio son fundamentales y aunque están ligados a la tecnología porque es una herramienta que facilita las cosas, “lo primero es el mindset, estar preparados. “Hay que tener un plan de continuidad a pesar de la tecnología, pero el primer paso es prepararnos”.

También enfatiza en lo crucial del apoyo de los líderes. “En Roche, las cabezas de negocio hacemos parte del grupo de manejo de crisis global”.

Orihuela habla de una cadena de integración que sea capaz de entender más allá del servicio per sé. “No es suficiente que garanticemos llegar con los productos, hay que mirar al ecosistema completo y ver los retos que presentan para que nuestros pacientes, puedan recibir ese servicio / producto”.

Concluye indicando que la comunicación es crucial, porque debe ser constante y transparente con los empleados. “Así se construye confianza y se da estabilidad emocional y laboral. Queremos que nuestros empleados estén bien para trabajar a favor de los pacientes”, concluye.

Posts Relacionados