ACNUR Y PACTO GLOBAL DE NACIONES UNIDAS RED ECUADOR PRESENTAN LA INICIATIVA “EMPRESAS CON PERSONAS REFUGIADAS”

DSC00468

Cada 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Refugiado, en este sentido  ACNUR y Pacto Global de las Naciones Unidas Red Ecuador, realizaron el lanzamiento de Empresas con Personas Refugiadas, una iniciativa para promover el rol del sector privado en la inclusión socioeconómica de las personas refugiadas y sus comunidades de acogida en el país, promoviendo los derechos humanos en las prácticas corporativas y comerciales.

La iniciativa de Empresas con Personas Refugiadas está acompañada de una plataforma virtual con la finalidad de:

  • Compartir experiencias exitosas del sector privado en la inclusión de las personas refugiadas en Ecuador para que puedan servir de guía e inspiración para otros.
  • Brindar recomendaciones y asesoría para apoyar la integración de personas refugiadas, sin importar el tamaño o giro de negocio de la empresa.
  • Información sobre los beneficios de la integración e inclusión para la estrategia corporativa y comercial.

El evento tuvo la presencia de relevantes actores como: Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); Julio José Prado, Ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca; Julio Moreno, Presidente Pacto Global de las Naciones Unidas Red Ecuador; Gionvanni Bassu, Representante de ACNUR Ecuador y Lena Savelli, Coordinadora Residente de Naciones Unidas; quienes reflexionaron sobre cómo la inclusión de las personas refugiadas y migrantes representan una gran oportunidad para el Ecuador, para su sector privado y para el desarrollo económico sostenible e inclusivo.

“La inclusión es la forma moderna de la protección” 

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

El Alto Comisionado, quien está realizando una gira en Latinoamérica y actualmente visita Ecuador, por tercera vez, señaló que acaban de publicar su informe anual sobre refugiados. Destacó que, “lamentablemente la cifra de refugiados y desplazados forzados en el mundo alcanzó una vez más un récord, tras crecer a más de 82 millones de personas; la gran mayoría, es decir, 9 de cada 10 refugiados están acogidos por países de ingresos medios y bajos, y el éxodo de los ciudadanos venezolanos constituye el más importante del mundo después de los refugiados sirios”.

El Pacto Mundial de los Refugiados se estableció hace casi dos años, para fortalecer la cooperación y solidaridad con los refugiados y particularmente con los países de acogida, tiene como objetivo, mejorar la autosuficiencia y resiliencia de las personas refugiadas, con la  participación de todos los actores de la sociedad. “Desde el  Estado, a través de políticas públicas inclusivas, la inserción laboral, así como los procesos de regularización, que permitan el acceso al trabajo y los derechos. Desde las organizaciones sociales, para asegurar el disfrute de estos derechos. Desde la comunidad internacional, para aliviar la presión sobre los países que acogen a los refugiados. Y, por supuesto, desde el sector privado a través de negocios inclusivos y la responsabilidad corporativa”.

Asimismo, Grandi aseguró que  “la mejor manera de lograr que la población de acogida y las personas refugiadas vivan la integración en dignidad es mejorar sus medios de vida a través del empleo decente y el emprendimiento sostenible. Este objetivo puede concretarse con el involucramiento de ustedes, los expertos en servicios financieros, tecnología, producción, cadenas de valor e innovación”.

Y finalizó mencionando que “la inclusión es la forma moderna de la protección y la integración solo se puede realizar con el involucramiento de los expertos del sector privado” y admitió que la iniciativa que tiene el Presidente, Guillermo Lasso de regularizar a los migrantes es visionaria”. 

“La diversidad es muy importante y genera productividad, innovación y creatividad”

Julio José Prado, Ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca

Por su parte, Julio José Prado,  Ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, inició su discurso con optimismo. Señaló que “nos encontramos en una zona que genera luz en América Latina. Ecuador en cuestión de dos meses, se volvió un punto de luz con una oportunidad de hacer las cosas bien”.  

Y enfatizó que el sector privado genera 9 de cada 10 empleos y además es “tremendamente comprometido y solidario, y ya lo ha demostrado en dos ocasiones: el terremoto del 16 de abril, y lo más reciente, la gran pandemia que hemos vivido y creo que lo peor ya quedó atrás. Sin duda tenemos una crisis histórica y tenemos que comenzar a ver oportunidades público privadas y ese apoyo al más alto nivel del Gobierno para comenzar  a aprovechar las oportunidades internacionales, que sin duda se van a abrir”.

Prado afirmó que la solidaridad con las personas refugiadas no puede ser diferente, “tenemos que avanzar hacia eso, y la inserción de las personas refugiadas, de los migrantes, es un rol fundamental de apoyo que tiene que dar el Estado y el sector privado”. 

Sobre el lanzamiento del proyecto Empresas con Personas Refugiadas, dijo que era excepcional y auguro mucho éxito a los creadores de este evento, por buscar sinergias para avanzar entre lo público, privado y lo multilateral. 

“Son 82,4 millones de refugiados a nivel mundial, América latina no es ajena a este tema. Y Ecuador mucho menos, pues es el país de la región que mayor número de refugiados ha acogido en los últimos años. Esto se ha convertido en un problema económico, social, político, pero más allá de verlo como un problema, me encanta que lo abordemos como una solución. Y yo mismo he estudiado sobre por qué algunos países o regiones se desarrollan más que otros, y lo que importa a largo plazo, para mantener ciudades o empresas vibrantes es la diversidad a todo nivel. La diversidad es muy importante y genera productividad, innovación y creatividad”.

Y, finalmente destacó, que Ecuador no está ajeno el tema de la diversidad, de la inclusión, de las políticas sociales a la agenda que el nuevo Gobierno quiere crear de apertura comercial. “Si algo creemos en este Gobierno, es que nos hemos tomado mucho tiempo para decirle al mundo que queremos hacer negocios, que estamos abiertos a todo nivel, a los acuerdos comerciales y de inversión  pero también a que vengan más personas desde afuera. El intercambio tiene que ser integral”. 

Empresas con Personas Refugiadas, un lugar de encuentro para compartir historias, buenas prácticas de alianza y crecimiento conjunto

Julio Moreno, Presidente Pacto Global de las Naciones Unida-Red Ecuador

Destacó que la comunidad empresarial ha cobrado un protagonismo sin precedentes en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aportando a la erradicación de la pobreza extrema, la disminución de las desigualdades y la mitigación del cambio climático, “estos compromisos incluye a los grupos de atención prioritaria como la población refugiada y migrante, desde la perspectiva que establezca conexiones desde el eje empresarial con el progreso social, aportando con iniciativas, más allá de la asistencia humanitaria, con acciones respectivas de integración socioeconómica”.

Los actores gubernamentales y de la cooperación reconocen cada vez más, la importancia de la capacidad y responsabilidad que el sector privado tiene de incidir en las dinámicas de desarrollo desde su propia actividad empresarial, es decir, por su propia naturaleza repercuten en el bienestar social, destacó Moreno. “Sus inversiones, cooperaciones, cadenas de valor, impactan en la generación de empleo, desarrollo de capital humano, transferencia de tecnología, construcción de infraestructura y creación de productos y servicios”, agregó. 

Y afirma que el aprovechamiento de este potencial debe realizarse en un esfuerzo compartido entre todos los actores. “La pandemia por Covid-19 ha demostrado como ninguna otra emergencia que la reactivación económica requiere del sector privado y nos empuja a pensar un nuevo modelo de desarrollo. El reto de la empresa privada está en aplicar  sus planes de recuperación, un enfoque inclusivo, reducir la discriminación y ampliar las oportunidades para todos y todas sin dejar a nadie atras”. 

En este sentido, nace Empresas con Personas Refugiadas, un espacio para descubrir cómo las empresas pueden aportar a la inclusión económica y social de las personas refugiadas en Ecuador y beneficiarse de su experiencia, conocimiento, creatividad y determinación para salir adelante. 

La iniciativa, surge de la alianza de la ACNUR y Pacto Global de Naciones Unidas Red Ecuador, “con miras a promover los derechos humanos a través del desarrollo sostenible en las prácticas corporativas y comerciales, que benefician a la integración de personas refugiadas en el país, brindando información, material de referencia, investigaciones relevantes y asesorías sin importar el tamaño y giro de negocio”, destacó el alto ejecutivo. 

Para finalizar el evento, se desarrolló un panel entre actores refugiados que han logrado sobresalir dentro de Ecuador, para relatar su historia,  los retos y la experiencia que enfrentaron al venir en condición de refugiados huyendo de la crisis de sus países natales. Y por el otro lado, representantes de empresas que promueven la inclusión de personas migrantes y refugiadas en su cultura empresarial, para compartir sus acciones y buenas prácticas. El panel fue moderado por Verónica Escobar, Presidenta de Fundación para las Américas Fudela y contó con la participación de María Paulina Romo, Presidenta de Grupo Entregas; Javier Alvarado, Director Ejecutivo de Fundación Telefónica Movistar y los testimonios de personas refugiadas.

Acceda a la plataforma de Empresas con Personas Refugiadas
https://www.empresasconlosrefugiados.com/

Posts Relacionados